Es una de las tradiciones más arraigadas y peculiares de Miguel Esteban. Se celebra en pleno Carnaval, convirtiendo esta fiesta en única en el mundo. Con más de tres siglos de antigüedad, la Fiesta de la Jota Pujada es uno de los principales exponentes del patrimonio cultural y festivo miguelete, y uno de los reclamos turísticos del municipio pues cada vez son más las personas que se acercan a presenciar esta tradición.

Como ocurría hace más de 300 años, los migueletes se disputan el privilegio de bailar en el centro de un ‘corro’ la denominada Jota campesina, una jota especial de ritmo muy alegre que es interpretada por la Banda Municipal de Música cuando la ‘puja’ alcanza cierto nivel.

Los encargados de abrir el corro que se forma bajo los pies de la estatua de la Vendimiadora, en los arcos de la entrada del Parque Municipal ‘Nuestra Señora del Socorro’ son los capitanes, una de las figuras más emblemáticas de esta fiesta. Ellos mueven la bandera al ritmo del compás de la música y son los primeros en bailar la jota. Tras ello ceden el testigo a las diferentes parejas que van pujando para ello. El ‘animero’, otra de las figuras importantes de esta fiesta, es el encargado de controlar y dirigir las pujas.

La jota pujada es una jota corriente manchega que se repite mientras haya quien puje. Tiene como característica su posible y continua interrupción, debido a que los pujantes deben hacer las respectivas pujas antes de que las parejas que ya bailan verifiquen el “cambio de paso”, pues de lo contrario no se puede pujar hasta que haya terminado de interpretar la jota y las parejas actuantes completen el baile. En función de la cantidad de dinero aportada, se baile la jota migueleta, que tiene un ritmo más tranquilo, o la denominada ‘jota campesina’ que es mucho más rápida y alegre.

En el archivo parroquial se conserva un documento del año 1751 en el que ya se hacía mención a esta fiesta.

Aunque la Fiesta de la Jota Pujada es la nota diferenciadora, el Carnaval de Miguel Esteban también cuenta con los tradicionales desfiles de comparsas que llenan de colorido las calles de la localidad. Concursos de disfraces y el desfile infantil son otras de las propuestas del Carnaval miguelete.

 

Más en Fiestas y tradiciones